17 febrero 2008

La columna del Domingo

Capítulo II
Estamos buscando alguna disquería rockera por Neuquén. Ya nos cansamos de jugar a tirar cosas o situaciones que también sean capicúas como la misma provincia que pisamos.
De paso me voy acercando a un tachero (brújula urbana ideal), inmóvil por una luz roja, quien reposa en una camioneta muy ostentosa y casi ni me sorprende entonces que al llegar huela desde el interior del tacho una fragancia hechizante, como si estuviera recién salido de una concesionaria. Capaz es mi ausencia de bienestar y la paranoiqueo bastante. Así que le voy a preguntar hacia que lado está el centro. O sea, "la movida neuquina".
Necesito aclarar que hace un par de semanas que no caminamos por lugares asfaltados.
El tipo, con un pucho entre los dedos, fue sencillo: “Agarrá la principal y ahí vas a empezar a ver carteles. A medida que avanzás, más cartelitos encontrás”, casi que susurró mientras intentaba con la mano que no tenía los cigarros indicarme lo mismo que expresaba verbalmente. Al toque deduje que los taxistas podrían ser hábiles para las señas chinescas que hacemos con la linterna cuando renegamos al dormir en la carpa que dicho sea de paso la olvidamos en la Terminal de Bariloche (acá en Neuquén la terminal es como la de un aeopuerto europeo).
Me pareció genial la definición que le dió mi fugaz guía de viaje a todo ese embotellamiento de locales, vendedores vendidos y estatuas humanas que se congregan en los lugares céntricos. Muchas veces espero recordar éste concepto cuando me encuentre agobiado a la vuelta de éste viaje. Ya me veo deambulando por lugares en dónde no haya letreros sobre mi cabeza.
Mirar hacia arriba y no ver nada que sobresalga me ha llevado a tranquilizarme en este viaje. Intentaré hacer lo mismo a la vuelta devuelta.
Al final encontramos nuestro objetivo para el ocio. Había más casettes a la venta que discos. Parecía de hace varios años el local pero no por su apariencia. Sino que salían como $27 cualquier casettito!!.. que hoy, al menos la mayoría, ni siquiera utiliza en el minicomponente. Nos sacamos una foto entonces en ese lugar con todas las tapas cassetteras que entraban en el campo visual del lente y el viejito que atendía el local se reía hasta cuando le tocó activar el flash... Después del click giró al toque. Pensó en voz alta y mandó a su lado un poco de temor hacia su señora que hacía garabatos en un anotador azulado. Le preguntó si pensaba que el negocio que tenían había pasado un poco de moda y por ahí no se habían dado cuenta. La mujer salivó con un rotundo no e hizo una mueca extraña.
Es que le había esquivado la mirada al hablar..

20 de enero de 2008 - antes de irme a bañar

5 comentarios:

Claudia Bazán dijo...

Si estás hablando de Neuquén capital hay muchos locales comerciales y portales como en Rosario (lugares genéricos o no lugares).

Seguramente estuvieron en el bajo,frente al parque central,ahí se puede encontrar de todo,parecido a nuestra calle San Luis.

Tu descripción hace imaginar un desierto perdido en el tiempo y para nada es tal.Viví cuatro años desde el 89 hasta el 92 y la ciudad se moderniza día a día.Viajo con frecuencia a visitar familiares.

Y en el parque central, habrán visto que está siendo remodelado,si hubieran visto la vieja terminal -donde ahora está el Museo Nacional de Buenos Aires- como la vi yo en aquél 89 seguramente se hubieran espantado como yo y pensé:"esto es un erial!"

MasTarde dijo...

Me referí al local de música como algo no tan moderno.. y en ningún momento sitúe a Neuquén como un lugar perdido geográficamente o en el tiempo.. Es más, hasta quedé maravillado con la Terminal..
Igual no se agranden che que los edificios los contábamos con los dedos de la mano !!

claudia Bazán dijo...

y desde cuando,solamente, los edificios dicen algo sobre la modernidad de una ciudad?

Cuando leí me dejaste esa impresión pero ya sabés que la comunicación no es transparente.De todos modos no se puede comparar Rosario con Neuquén, son bien diferentes, y yo soy rosarina, sólo viví unos años allá.

UNA PREGUNTA:qué recorrido hiciste con ese colectivo que fotografiaste?

MasTarde dijo...

Yo no dije que los edificios representarían modernidad.. pero sí que su ausencia hace del lugar un poco menos poblado, así que mantiene esa esencia de "pueblucho" digamos con todo respeto por supuesto..

RESPUESTA: Es una ilustración de la crónica del viaje.. pensé que se iba a entender porque no se puede ir hasta el sur en ese intento de bondi!!.. aparte no pienso chivear a un Chevallier porque sí..

Claudia Bazán dijo...

preguntaba porque sé q existen ese tipo de coles en el sur, pero para tramos cortos...