25 marzo 2008

Humilde opinión

Primero habría que ponerse a pensar el lugar que ocupa cada uno de nosotros y en su respectivo micro-entorno [familiar] en la economía del país para saber el por qué de nuestras ideas. Ya que pensamos a partir de lo que percibimos; reiterando y/o redundando que lo hacemos según la posición en la que nos encontramos situados. No olvidar eso de la Economía como ciencia social.
Lo de las retenciones al campo es una desición políticamente discutible digamos. El enfoque bien podría hacerse de otra manera.
Se entiende que la democracia implique publicidad de los actos de gobierno, y es que el punto de discusión sólo debería comenzar trazandose en cuál sería el destino que sufriría la inversión del dinero generado por dichas retenciones y no por sobre la decisión política de establecerlas o aumentarlas (más allá que esto también debería tener publicidad). O sea, contame para que querés el dinero si encima hay superávit.
Una alternativa podría ser una única mesa de diálogo que debería abrirse -flexibizándose el gobierno nacional- es la que se comparte con los pequeños productores.
Ah, luego de algunos días de paros y cortes de rutas no se han visto represiónes policiales ni paramilitares. Cosa rara si empezamos a recordar...

2 comentarios:

Pantro dijo...

Un piquete está hecho por habitantes de asentamientos irregulares.
Un pickete está hecho, en el menor de los casos, por productores agropecuarios que viven en campos con los que ganan quincemil pesos mensuales.
Un piquete se forma con gomas prendidas fuego.
Un pickete, con gomas que son parte de pickups Toyota Hilux modelo 2007.
Un piquete corta una calle o un camino rural y tiene a toda la clase media en contra.
Un pickete para un país entero y la tiene completamente a su favor.
Los que hacen piquetes salen a protestar porque no tienen qué comer.
Los que hacen picketes, porque les va tan bien que se pueden dar el lujo de ponerse a protestar y desperdiciar las mejores condiciones internacionales en décadas.
Los piquetes están manipulados por punteros políticos que desvían fondos para ponerse DirecTV en su rancho.
Los picketes, por estancieros de apellido doble cuyas familias recibieron las tierras de Bartolomé Mitre, y que apoyaron sistemáticamente a todos los golpes militares.
Los piquetes tienen cobertura extensiva de Crónica.
Los picketes, de Ámbito Financiero y Seprin.
Los vagos de los piqueteros reclaman que el Estado intervenga así no se mueren de hambre. Los laboriosos picketeros reclaman que el Estado no intervenga así pueden reventar de la gula.
Un piquete lo hace la CCC para decir “acá estamos, existimos” aún cuando estamos en un país de mayorías pobres. Un pickete lo hace la FAA, encuentro de sectores privilegiados, y dice que es el pueblo entero protestando.
Los picketes son la protesta más grande del campo en tres décadas. Después de aquellas protestas no tuvieron que quejarse más, y tampoco hubieron piquetes porque terminaban todos flotando en el Río de la Plata.

Rosarino de a Pie dijo...

Esta bien que el gobierno explique en qué gasta el dinero.
Pero alguien se interesa en averiguar eso? O solo nos quejamos y repetimos el remanido "la plata no vuelve".

También que me expliquen los que cortan las rutas cuanto estan ganando y cuanto dejarían de ganar. Porque al dolar a tres mangos lo sufrimos todos y eso es lo que les esta haciendo ganar guita (mucho mas que a todos nosotros que no vendemos soja).

O quiénes estan tirando las casas a la vuelta de tu casa. Quienes compran todos los departamentos nuevos porque no saben que hacer con la cantidad de dinero que estan ganando?

Si queres pegarle a la cacerola y apoyar a los mas ricos es cosa tuya. Pero después no te quejes cuando la guita no te da para pagar el alquiler.