01 junio 2008

La columna del Domingo

Columna XI – Fabulando en Sentados + Parados = Pecados

Para tratar de ahorrar nuestros días en cosas que valgan la pena recordaremos a los criticados dualistas como el teólogo de San Agustín, personas que creerían que había una eterna lucha entre dos principios opuestos e irreductibles, el bien y el mal. Alguien maniqueísta no encuentra una escala de grises… o sé está parado o se está sentado. Bue, si se cansan de alguna de las dos maneras surge la eventualidad de acostarse pero jugemos a encontrar el equilibrio situándonos en uno de los dos extremos ya planteados. Obviamente aparecerá la disconformidad en nuestras decisiones tomadas, si nos mantenemos viendo un show sentados… cuando el músico desenvuelva los acordes del hit esperado nos vamos a querer levantar para entonar ese himno radial o televisivo… sucederá la inversa mientras contemplemos cuadros en algún hall porque entre tanto recorrido vamos a ir pispeando la existencia de alguna butaca vacía para detenernos un rato… es muy probable que estemos perdiendo el tiempo decidiendo en el ¿cuándo me paro? o en el ¿cuándo me siento?, aunque sean impulsos es obvio que así desgastamos la utilidad de un momento que podría servirnos para interpretar situaciones que sean más enriquecedoras para nosotros mismos…
Nos iríamos acostumbrando como sociedad, por ejemplo, a un estadio de fútbol con las plateas respetando la postura elegida por los hinchas y en una popular irían aquellos que optaron por vivir de pie. En los bondis habría menos indecorosos, para la higiene ya no hay duchas solamente, miles de ejercicios aeróbicos existen y además está lleno de posiciones en el Kamasutra.
La espera de una desgracia trágica para acostumbrarnos a esto desconocido hasta ahora sería un gravísimo error. No hace falta estar en una silla de ruedas o tener hemorroides como para elegir uno de los dos caminos. Seleccionar una de las dos posturas corporales de una maldita o buena vez para que las búsquedas momentáneas de pensamiento pasen por lugares más apropiados ya sea sentado o parado y asimilar mejor lo que queremos aprender sin preocuparnos por las composturas que nuestro cuerpo va a tomar.
Burguesía o proletariado históricamente, gobierno o campo actualmente, finas o grasas mediáticamente y desde ahora domingo: parados o sentados.

1 comentario:

fernando Martínez dijo...

Decidí estar sentado por ahora!!
Aunque puedo cambiar de posición, totAL tengo muchos pecados. pescados tmb.
Les dejo mi blog para que pasen a concoerlo al blog: http://culodecamion.blogspot.com/