27 junio 2008

Pablo Dacal en nuestros estudios

Pablo Dacal y La Orquesta de Salón tocaron anoche en un show estéticamente muy cuidado en dónde los músicos mostraron sus propias cualidades pese a estar conformando un conjunto lleno de instrumentos disímiles entre sí, para eso Dacal se disfrazó de director de orquesta y así distribuyó los diversos momentos musicales de la noche. Guitarra criolla al hombro y una expresión auténtica marcaron la identificación de un líder que calzó una chaqueta con varias frases. El escenario (sin que el telón se haya abierto en toda la noche) ofreció además un prolijo recital del rosarino Adrián Monzón, quien cantó alguno de los temas de "Doce flores de corazón de arena" en la Sala Lavardén.
Pablo Dacal comenzó a hacerse visible en la escena musical porteña en el 2001, cuando regresó de una breve estadía en Rosario, y formó junto a su amigo manuloop un dúo de guitarra y violoncello con el cual interpretaban canciones de Georges Brassens. El proyecto fue tomando color hasta que en 2004 adquirió el nombre actual y pasó a estar conformado por una orquesta de ocho músicos: violín, cello, clarinete, contrabajo, dos guitarras, trombón y percusiones.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Che llegaron tardisimo al recital... cualquier calificativo menos "prolijo" para el recital de Adrian Monzon.
Buena suerte para la proxima

MasTarde dijo...

Gracias por la corrección, pero nos gustaria que cuando alguien desautorize a nuestros redactores, por lo menos firme con nombre. Y se haga cargo de su opinión.

Saludos

Anónimo dijo...

No desautorizo...solo digo que si hubieran llegado a horario se habrían inclinado por cualquier otro calificativo (bueno, malo, sensacional) pero no por uno tan imparcial y erroneo como "prolijo". No me parece que cortar las canciones a la mitad se ajuste demasiado a esa descripcion.

Saludos

Matias dijo...

jaja...Que mala suerte. Hoy que el 99% de los recitales son prolijos llegar tarde a uno que no lo fue.