18 abril 2010

Una batalla épica que hizo historia

La pelea entre Mohammed Alí y Joe Frazier, en un nuevo documental de canal Infinito que ésta noche se presentará a las 20hs. El film retrata con lujo de detalles todo el contexto que rodeó a uno de los más grandes combates de todos los tiempos, donde una rivalidad deportiva llegó a rozar aspectos raciales.
Dirigido por John Dower, este documental muestra el tono burlón con el que Mohammed Alí se refería a Joe Frazier (“Demasiado feo para ser campeón de los pesos pesados,” decía). Según Dower, era particularmente agudo, racialmente degradante y una verdadera traición, si se tiene en cuenta que Frazier había defendido a Alí cuando fue castigado su rechazo a la guerra de Vietnam. De hecho, Alí se disculparía por sus ofensas sólo 30 años después. Thriller en Manila expresa dramáticamente lo profundo de esta rivalidad personal, mezclada con la compleja política racial de aquel tiempo. Combinando un asombroso archivo de entrevistas, Dower cuenta la historia desde el punto de vista de Frazier, en quien encontró a un verdadero héroe no reconocido y un contrapunto a la indiscutible mística de Alí.
Cabe recordar que, a pesar de los dramáticos e inolvidables 14 asaltos de la pelea en Manila, la verdadera disputa entre Alí y Frazier comenzó algunos años antes. En 1967, Mohammed Alí se declaró “objetor de conciencia” y se negó a combatir en la Guerra de Vietnam, y por este motivo le quitaron su título de campeón de los pesos pesados y su permiso para boxear. El establishment del boxeo y gran parte de los estadounidenses despreciaron la decisión de Alí, pero Joe Frazier -quien se quedó con la corona de campeón que Alí había dejado vacante- lo apoyó y respetó el coraje de sus creencias religiosas, e incluso pidió a Washington que le devolvieran su permiso para boxear.
En 1971, después de tres años y medio, Alí recuperó su permiso, pero dramáticamente se volvió en contra de quien una vez había sido su amigo y aliado, Joe Frazier. Alí veía a Frazier como alguien inferior. Eran dos hombres atrapados en una batalla por el alma de la América negra y Alí resentía el hecho de que a su rival lo respaldaba un grupo de empresarios blancos de Filadelfia llamado Clover Lay. Mientras a Frazier lo respaldaban los empresarios blancos, a Alí lo apoyaba la organización militante negra, la Nación del Islam. Alí era el vocero de un grupo religioso y presentó a Frazier como un traidor a la comunidad negra, un insulto que el destinatario nunca olvidó.
En marzo de ese mismo año, los rivales se encontraron en el Madison Square Garden. Fue la primera pelea entre dos campeones invictos, y se la llamó “La Pelea del Siglo”. Frazier dominó el combate y ganó por decisión unánime, convirtiéndose en el primer hombre en derrotar a Alí. Pero posteriormente perdió el título a menos de George Foreman, que a su vez lo perdió a manos de Alí. Entonces Frazier estaba decidido a recuperarlo, y tuvo su oportunidad en 1975, cuando los dos se encontraron en Manila.

No hay comentarios.: